¿Quién era Leo Veras, el periodista brasileño que investigaba el narcotráfico y que fue asesinado frente a su mujer y su hijo?



Al periodista brasileño Leo Veras, de 62 años, lo asesinaron el miércoles a tiros en su vivienda en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, fronteriza con la brasileña Ponta Porá, y principal puerta de entrada de droga y armas en Brasil.

Su familia detalló a la Fiscalía que una camioneta se detuvo frente al domicilio y bajaron dos personas armadas y encapuchadas. En esos momentos, Veras se disponía a cenar junto a su mujer, su hijo y su suegro.

Según el relato, los sicarios ingresaron en la vivienda y "sin mediar palabra, dispararon contra el periodista". "Veras comenzó a correr tratando de llegar el patio, pero fue alcanzado por las balas", señala un informe.

Recibió 12 tiros por la espalda y uno ellos alcanzó su cabeza. Llegó a ser trasladado al hospital, donde falleció. Ninguno de sus familiares resultó herido.
Amenazas

Veras trabajó en esta zona durante los últimos 15 años y fue colaborador del periódico ABC Color de Paraguay. También tenía un medio digital en portugués, Pora News, donde informaba sobre el narcotráfico.

Precisamente en la ciudad donde Veras vivía, Pedro Juan Caballero, se escaparon en enero 76 reclusos del Primeiro Comando da Capital, una de las mayores facciones criminales del país.

En una entrevista en enero con Rede Record sobre la violencia y corrupción en la frontera, el periodista dijo que había recibido amenazas. "Recibí mensajes de texto en mi teléfono celular que decían que me iba a ir, que iba a sufrir un ataque, estas cosas y que debía cerrar la boca", comentó.

Además, en 2017 en otra entrevista como parte de un programa realizado por la Asociación brasileña de Periodismo e Investigación (Abraji) habló del asesinato de dos colegas suyos, Paulo Rocaro y Luiz Henrique 'Tulu', y del riesgo que suponía trabajar en esa zona.

"Un día hay que morir. Siempre pienso que no sea tan violenta mi muerte, ni con tantos disparos de fusil", vaticinó Vegas, quien relató que su mujer y él nunca participan de vida social por miedo a la violencia.

Y añadió: "El pistolero que te va a matar viene a tu puerta, te manda abrir y te dispara. Espero que sea solo un disparo para no distraer tanto".
Compartir en Google+
    Google Comment
    Facebook Comment